lunes, 13 de julio de 2009

Pobreza en Latinoamérica

by Your Name 0 comments

Tag


Share this post:
Design Float
StumbleUpon
Reddit


Latinoamérica, continente subdesarrollado, pobre, con una historia llena de difíciles pruebas en que la mayoría de las veces ha salido derrotado; siempre dependiente e influenciado por el exterior y lleno de problemas internos que lo hacen ser un territorio con mucha indigencia, pobreza, analfabetismo y desigualdades. Con un 42% de personas que viven en la línea de la pobreza; es decir con 224 millones de seres humanos que viven con menos de dos dólares diarios y con un 19,4% de habitantes que viven bajo la línea de la pobreza, quiere decir que hay 98 millones de personas que subsisten con menos de un dólar al día.

Llamado el patio trasero de Estados Unidos es, al mismo tiempo una reserva de recursos para Europa y gracias a él el mundo ha visto esplendores y progresos, siempre tocándole la última y más pequeña porción de la torta. Mirado continuamente hacia abajo y con desprecio; y a buena hora, ya que no podemos tampoco excusarnos por nuestras desgracias. En fin, las causas de la pobreza en Latinoamérica son muchas, pero se pueden sintetizar en cinco principalmente: la explotación de recursos, la corrupción, la mala educación, el sistema capitalista y la discriminación étnica.


Explotación de recursos

Esta es una de las causas más potentes y decidoras de la pobreza de nuestro hemisferio; me atrevo a decir que es un problema histórico, y esto porque durante la historia de coloniaje las naciones desarrolladas se encargaron de explotar y agotar los recursos naturales, económicos y humanos de los nativos. Fueron dejados sin las bases para un desarrollo sustentable, además estas cargas heredadas fueron una forma de dominación y de capitalismo salvaje. Las naciones emergentes fueron por ende, rezagadas y siguen viviendo los estragos de este saqueo a sus materias primas y riquezas naturales.

La riqueza de las potencias económicas se ha logrado conformar a causa de nuestra pobreza; los pueblos han tenido que soportar a lo largo de los siglos un saqueo permanente de los recursos naturales, tantos y de tan variados tipos, entre los que destacan: el oro, la plata, estaño, cobre, esmeraldas diamantes, rubíes, entre otros. Citaré el caso boliviano como uno de los más impactantes, pero que es parte de los cientos y miles más dentro de la historia de nuestro territorio americano.

Como dije, me gustaría mencionar el caso de Potosí y su ciclo de la plata, que es un ejemplo claro de una caída hacia el vacío. En los siglos XVI y XVII el cerro rico de Potosí era el centro de la vida colonial americana y era la cuidad que más le daba al mundo, pero ya en el siglo XVIII empezó su decadencia al irse su conquistador con sus diamantes. Hoy Bolivia es uno de los países más pobres del mundo.


Corrupción

Lamentablemente esta práctica se ha hecho una forma de vida. Se puede decir que es una forma cultural de las naciones latinoamericanas. Una gran cantidad de recursos económicos no pasa por los canales institucionales del Estado. Se termina disolviendo en su trayecto en burocracias, intermediarios políticos, en intereses particulares y en la ineficiencia. Los recursos no llegan a los sectores más necesitados, siendo ésta una forma de dominación, en donde una buena parte de personas de situación económica acomodada disfruta de los beneficios y privilegios que ofrecen estas prácticas deshonestas; los que están más abajo sólo miran esta situación sin posibilidad de acción alguna, siendo la corrupción un factor de pérdida de una gran cantidad de dinero que podría ir al gasto social.

Hay que tener cuidado con los efectos negativos de las políticas asistencialistas. No hay que crear tampoco círculos viciosos paternalistas, ni menos fomentar el acostumbramiento, ya que hay mucha gente que prefiere no salir de su situación económica y social con tal de seguir recibiendo “regalos” dados originalmente para disminuir la desigualdad social.

El mal diseño de las obras públicas sociales a lo largo de la historia latinoamericana es visible con sólo estudiar y revisar un poco el pasado de nuestro continente. Los efectos políticos y medioambientales, la realidad de los más pobres y el enfoque social no se han observado. Como ejemplo tenemos a Arenas en el Salvador, Collor de Mello en Brasil, Alan García en Perú, Fidel Castro en Cuba; entre muchos de los presidentes que han caído en la corrupción y en las malas prácticas. Lo lamentable y preocupante es el hecho de que son personas que deberían ser ejemplos y guías de un país, y no precursores del derroche económico y moral de una sociedad.

En Brasil, como mencionamos, el presidente Collor de Mello realizó su plan económico que consistió en retener el dinero de los fondos de pensiones de sus habitantes al introducirse en los bancos de ese país; esta situación, sumada a una crisis económica, produjo el colapso financiero, con lo cual muchos millones de habitantes perdieron sus ahorros de jubilación, suceso que trajo luego la destitución de su cargo como presidente de esa nación.


Mala Educación

Si alguna lección nos ha dado la historia, es el hecho de que la educación de calidad es un factor muy importante al querer desafiar lo problemas sociales, económicos y culturales de una sociedad. Si alguna posibilidad está quedando contra la lucha del subdesarrollo y la desigualdad, es la educación de calidad, la cual debe favorecer a todos y cada uno de los habitantes de un país; no debe ser exclusiva de un grupo minoritario y, en este sentido, la igualdad de oportunidades es fundamental.

Lamentablemente ésta no ha sido la modalidad adoptada por América Latina, que ha privilegiado la exclusividad en cuanto a la calidad y posibilidades. Diversas son las causas, pero lo que interesa saber es que la primera pobreza que hay que derrotar es la mental. Hay que dotar a las personas de herramientas para poder enfrentar las situaciones adversas y, de paso, se lograría un desarrollo del país a largo plazo, al tener gente cada vez más preparada.

El caso chileno es un ejemplo muy claro de esta situación; nos pueden decir que somos un país en desarrollo, con una economía muy estable y en crecimiento, pero la verdad es que si seguimos en este rumbo en materia educacional, es muy poco probable que salgamos de esta mal llamada “vía al desarrollo”, que verdaderamente es un subdesarrollo mental y económico como consecuencia.

Hay una gran diferencia entre la educación particular y la pública; la inequidad es abismante, encontramos diferencias tremendas en infraestructura, medios y servicios, capital sociocultural que da el contexto familiar en que se vive y la autoestima desarrollada a lo largo de este período. La equidad básica trae calidad de la mano y lamentablemente, en la mayoría de los casos, tanto en Chile como en nuestro continente, un joven egresado de un liceo será el empleado de uno salido de un colegio privado.


Sistema capitalista

El sistema que rige al mundo, la mal llamada “economía de mercado” es el sistema que pone y hace cumplir las reglas en la sociedad. País que no cumpla las exigencias económicas y democráticas impuestas, queda fuera del juego del mercado, que dicho sea de paso, favorece sólo a unos pocos, tanto en el ámbito nacional como internacional.

El sistema capitalista es la fuente de las más profundas y marcadas desigualdades; dependemos siempre de los más “poderosos”, quienes tienen el control de los precios, las industrias, el capital económico y “humano”. Sería el sistema deseado si estuviéramos nosotros en la cima del poder político y económico, pero nuestra realidad latinoamericana es totalmente lo contrario.

En el ámbito nacional, unas cuantas familias tienen el control de nuestro país; sumado ahora de la invasión potente de capitales extranjeros con la globalización. Las leyes, que debieran protegernos, y la justicia, que debiera condenar los abusos, no están realizando adecuadamente su trabajo; es entendible esta situación en el sentido de que es muy riesgoso ir en contra de nuestras verdaderas autoridades.

Al igual que en el plano internacional, en el cual se vende un producto, en el ámbito nacional se vende el trabajo, siempre mal remunerado y dependiente de las decisiones del empleador. El mercado lleva consigo una polarización de la sociedad, ligada a esta oferta de mano de obra, la cual está estructurada como la fuente directa de producción de riquezas; nos somos dueños ni siquiera de nuestras riquezas naturales, ni tampoco de nosotros mismos. En toda América Latina se puede observar esta polarización y conservación de las riquezas en las manos de unos pocos, en algunos países más obscenamente que en otros.

Con respecto al ámbito internacional, nuestra riqueza es vendida a las potencias extranjeras, pero como no somos un continente que se caracterice por ser industrializado, ni tampoco lo permitirían dichas potencias, estamos condenados a vender las materias primas, para luego comprarlas refinadas y manufacturadas, con un valor más elevado.

Debemos saber además que desde nuestro origen como región, dependemos de los gustos y necesidades extranjeras; como en el caso de Colombia, que tuvo que podar una cantidad bastante extensa de tierra cultivable para plantar cada vez más caña de azúcar; lamentablemente, cuando el precio internacional del café cayó, la economía colombiana se vino al suelo.

Vemos en la actualidad situaciones injustas. No es posible que empresarios, por más ganada que tengan su fortuna, ganen más dinero que lo que entra al fisco de algunos países americanos. Por ejemplo, el empresario norteamericano Bill Gates tiene una riqueza mayor que el producto interno bruto de Haití, lo que me parece aberrante.


Discriminación Étnica

La discriminación étnica supone un subdesarrollo mental de parte de quienes la practican y es completamente inaceptable, más aún cuando se trata de habitantes de nuestra propia tierra, que son reflejo de nuestro pasado, aunque algunos no quieran aceptarlo. Es peor y más detestable aún cuando se trata de excluirlos de la participación merecida que tienen o deberían tener en nuestra sociedad. Privilegiamos siempre lo extranjero, creyendo que todo lo que emana de allí es correcto, deseable y progresista. Esta situación, sumada a una cadena de malos tratos y genocidios indígenas, no hace más que reafirmar la bajeza moral y espiritual de quienes se jactan de poseerla; es por esta razón que incluyo a la discriminación étnica como una de las causas de la crisis y pobreza de América Latina, porque la pobreza no es sólo de tipo material.

No hay respeto, no tienen representación política alguna, viven en malas condiciones sociales, son excluidos, sus tierras ancestrales no son respetadas y han sido liquidados en masa. Son tratados como ciudadanos de segunda clase en sus países, quitándoles poder de decisión; la cual es entregada a los descendientes europeos o, en muchos casos, a los europeos mismos en las naciones respectivas

La historia como sabemos tampoco le ha jugado a favor a los indígenas; todo lo contrario. Es una carga inmensa, llena de sangre, sudor y lágrimas. Los indios americanos previamente a la llegada invasora se aproximaban a los 70 millones en cantidad; luego de un siglo y medio, los conquistadores se encargaron de reducirlos a 3 millones. Usados como bestias de carga, puesto que se decía que aguantaban más que los animales (y al parecer no se equivocaron), fueron la mano de obra ideal para los trabajos pesados de la tierra. Un virrey mexicano de ese entonces, decía que estaba bien tratarlos de esta manera; pensaba que tenían una maldad interna que estaba siendo pagada, sumada a sus pecados por creer en dioses falsos.

El 10% de los habitantes de América Latina son población autóctona, de la cual Bolivia, Guatemala, Perú y México tienen la mayor cantidad en sus territorios. Al respecto quisiera citar un documento emitido por la UNICEF en donde se nos dice que " sólo 30% de los indígenas termina la educación primaria, frente al 71% que sí lo hace entre los jóvenes no indígenas".[1] Es un pronóstico lamentable pero real, el cual no deja de sumarse a las cifras que muestran el subdesarrollo y la pobreza latinoamericana.


Conclusión

América Latina tiene un largo camino por recorrer, no sólo en la mejora de los indicadores sociales, sino que en la corrección de las disparidades que aún existen, en esta región llena de paradojas e incertidumbres. Como dijo Eduardo Galeano: " La pobreza del hombre como resultado de la riqueza en la tierra”.[2] No se equivocó. La cantidad de recursos y grandezas de nuestro suelo, tanto materiales como espirituales es demasiado grande como para dar a este hemisferio como muerto; hay que terminar con esta paradoja cruda, pero real.

No podemos seguir permitiéndonos que las desigualdades y la polarización opaquen todo el valor inmenso y el potencial de Latinoamérica; superemos nuestras falencias con optimismo e inteligencia. Terminemos con la corrupción y tomemos buenas medidas en el ámbito social, político, económico y cultural; respetémonos y apoyémonos. No es un continente que esté obligado a morir. Debemos mirar hacia adelante, conociendo nuestros errores y superando las barreras de la historia; porque si de algo sirve nuestro pasado, es para conocer y entender nuestro presente, para enmendar camino y buscar las solucione que más nos convengan.

Hay que elegir a gente competente en sus cargos, no permitir más abusos y unirnos con conciencia social para crear un proyecto en común que favorezca el desarrollo de todas las aristas de nuestra Latinoamérica. Aunque lejana, siempre hay una luz que seguir, sueños que alcanzar y anhelos de justicia que cumplir. Tenemos mucha gente hermosa y buena, de esfuerzo y virtudes, dispuesta siempre a luchar, más aún en este continente que sabe de sufrimientos.



[1] Véase en http:/7www.taringa.net/posts/info/La-explotaco%C3%B3n-colonial-y-neocolonial.html

[2] Galeano, Eduardo.1970. “Primera parte” en Las venas abiertas de América Latina. Montevideo: Pehuén. Pág.25

My Name Here
A short description here
youremail@here.com

Subscribe feeds via e-mail
Subscribe in your preferred RSS reader

Subscribe feeds rss Recent Entries

Advertise on this site Sponsored links

Categories

Sponsored Links

My Photos on flickr

Subscribe feeds rss Recent Comments

Technorati

Technorati
My authority on technorati
Add this blog to your faves